martes, 22 de marzo de 2011

Síntesis de pensamiento


La síntesis del pensamiento de da en múltiples maneras. La psicología se encarga de unificar las teorías que abarcan el problema de la síntesis del pensamiento. Un pensamiento expresado oralmente se da bajo el supuesto de una síntesis de pensamientos anteriores. Pero esta síntesis es negativa, no necesariamente es una negación de los pensamientos anteriores. Para encontrar la cabida de este pensamiento en un mundo mental de pensamientos tenemos que conocer la condicionalidad del pensamiento mismo (por lo menos como concepto). Finalmente, ¿Qué es un pensamiento? Un pensamiento probablemente sea una expresión de la sensibilidad frente al mundo exterior, frente a la percepción. Al mismo tiempo puede ser una manifestación de la percepción: hay quienes consideran que la mente es enteramente perceptiva y no creativa.  Existen ciertos autores que hablan en esto de verdades eternas sobre la mente, objetivizando su análisis en ciertos tipos de verdades que asumen como ciertas sin previa demostración.
                Cuando uno se expresa manifiesta un pensamiento, finalmente lo que esta expresando es una entelequia. Somos todos seres intelectuales, necesitamos de las entelequias para de esa manera funcionar en el mundo, poder manifestar como nos sentimos. Como nos sentimos y como pensamos en última instancia es lo mismo. Si uno analiza cuidadosamente una conversación, cuando alguien dice que esta pensando dice como se esta sintiendo y viceversa. Para tener en cuenta que es lo que esta pensando una persona de nuestro interés, únicamente tenemos que analizar lo que esta diciendo. Es cierto que todas las personas tienen una idiosincrasia diferente, un arquetipo de ideas diferentes a la hora de expresarse y de pensar, pero lo que es objeto de análisis son ciertos parámetros. Los conceptos expresados son susceptibles siempre de análisis. Abiertos a la perspectiva del análisis nos damos cuenta que una persona normalmente no tiene conocimientos estáticos, ya que todos sus conceptos están en continuo movimiento mental. Al estar en continuo movimiento mental uno puede sacar aproximaciones de lo que la persona esta pensando, pero solo en el momento determinado del análisis. Otro de los puntos es que en una conversación o debate las personas cogen necesariamente posturas para crear una simetría en la conversación, si uno defiende x entonces el interlocutor defenderá lo opuesto. Ello es así por el hecho de que se trata de crear un balance en la conversación. En dicho balance se generan ideas donde cada uno de los participantes expone su punto de vista y se trata de crear un equilibrio entre las proposiciones. Uno actúa básicamente por reacción en un debate y no necesariamente con inteligencia. La lógica en una conversación no necesariamente va a favor de la persona que cree tener la razón, va necesariamente a favor del equilibrio en la conversación.  Muchas veces nos quejamos de este equilibrio, al quejarnos de que nuestro interlocutor tiene ideas contradictorias respecto a lo que nosotros tratamos de expresar, pero si no fuera por este equilibrio la conversación seria imposible, no se podrían transmitir ideas porque los dos pensarían de la misma manera. Probablemente este equilibrio tenga que ver con el concepto del tao, del equilibrio entre los opuestos. Una persona que tiene conocimiento de cómo manejar las puestas contradictorias en una conversación tiene mucho a su favor. De esta manera, si se quiere que el interlocutor maneje un concepto de uno de una determinada manera (x) lo que debe hacer es defender en cierta medida la tesis contraria, de esta manera el interlocutor necesariamente defenderá la postura x para mantener el equilibrio en la conversación. Son pocas las personas que tienen conocimiento de esto, pero generalmente son las que son las que llevan los procesos de negociación de manera más exitosa. Una persona no defiende una idea necesariamente por el hecho de que este en comunión a esta, defiende esta idea porque esta genera o es parte de un patrón de conducta. Entonces, lo que se tiene que cambiar no son las ideas de las personas, sino sus patrones de conducta en la conversación, de esta manera la negociación cae de manera exitosa. Un saludo.